Familiares de Marllory Riveros califican su desaparición como un feminicidio

24 horas después del hallazgo de un cráneo y ropas de mujer, Thalía Riveros, hermana de la joven desaparecida hace 62 días, no descarta ni confirma que sí sean las pertenencias de la estudiante de ingeniería ambiental.
Padre y hermana de Marllory Riveros en nuevo plantón por celeridad en investigaciones.
Percy Salomé
Percy Salomé
psalome2003@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Veinticuatro horas después del hallazgo de un cráneo, una polera clara con manchas de sangre, un par de zapatillas negras, una pulsera con las iniciales MAJU y un brasier negro, en una quebrada formada por los cerros de San Agustín de Cajas, no es posible afirmar con certeza de que tales prendas y el resto óseo pertenazcan a Márllory Riveros Noroña, la estudiante de ingeniería ambiental desaparecida hace 62 días.

Thalía, la hermana de Marllory, intentó llegar con su abogada al lugar donde la policía recogía la noche del sábado 16 de julio, las prendas y el cráneo, pero por lo estrecho del terreno marcado por un riachuelo que desciende de los cerros de Cajas, no pudo acceder al punto, como tampoco los periodistas, y no vio de manera directa lo que los peritos recogían.

Diresa anemia
Quebrada en la cual fueron hallados restos óseos y ropa, que podrían corresponder a Marllory Riveros.

Horas después, tras esperar en las afueras de la Comisaría de San Agustín de Cajas, su abogada, Marilú Asturi Córdova, dijo que los policías ni los fiscales del Ministerio Público le permitieron a su defendida, ver los restos y reconocerlos, puesto que estaban lacrados; y por eso no puede confirmar ni descartar que efectivamente sean de la desaparecida Marllory, joven estudiante de la Universidad Nacional del Centro del Perú.

“No se ha hecho el reconocimiento, no se ha hallado el cadáver de mi hermana práctiamente, o no sé [el cráneo] de quién pueda ser. Las prendas indican que posiblemente sean, pero no puedo confirmarlas si es que no tengo esa certeza de verlo. Yo solo sé algunas características que me pueden confirmar de que sí sea, pero hasta el momento de no hacer el reconocimiento no puedo afirmar nada, dijo Thalía Riveros este domingo en un nuevo plantón de su familia y amigos frente a la Catedral de Huancayo, pidiendo celeridad en las investigaciones del caso.

Cráneo y vestimenta hallados en el cerro de San Agustín de Cajas, en sábado 16 de mayo de 2022.

“Quizá sea mi hermana o pueda ser otra señorita, no lo sé, pero es una mujer. Esto ya no se trara de una simple desaparición, un simple secuestro, es un feminicidio, afirmó y pidió que la ministra de la Mujer, Diana Miloslávich, y el ministro del Interior, Mariano Gonzáles, tomen cartas en este asunto.

Thalía Riveros se mostró favorable a la aplicación de pruebas de ADN y otros, que determinen a quién pertenecen las prendas y los restos óseos hallados la tarde del sábado.

Restos hallados cerca de un riachuelo

Las prendas de vestir y un cráneo, que en hipótesis de la Policía pertencerían a la universitaria desaparecida el 15 de mayo, fueron halladas al borde de un riachuelo que desciende de los cerros de Cajas, en su límite con Hualhuas, en el paraje Ahyhuín.

Este riachuelo le sirve a un sector de los habitantes de San Agustín de Cajas para captar agua que luego lo convertirán en agua potable para consumo humano. La zona del hallazgo, raramente transitado, es de dificil acceso. Para llegar, los serenos, policías, peritos, la fiscal del caso y periodistas, caminamos alrededor de 30 minutos desde el último acceso con vehículo, siguiendo la ruta que los lugareños han utilizado para tender tubos y magueras en la captación de agua para su pequeño reservorio.

El sendero está rodeado de arbustos y piedras.

En un caja de cartón fueron trasladados los restos hallados.