Gremios agrarios le exigen al Gobierno que retome la segunda reforma agraria

En la actual crisis climática, las políticas del Estado deben promover la conservación hídrica, como la siembra y cosecha de agua, la protección del territorio y la agrobiodiversidad, señalan.
Gremios del agro buscan reactivar la segunda reforma agraria.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Representantes de 18 gremios agrarios del país se mostraron a favor de que gobierno retome su propuesta de la segunda reforma agraria, porque consideraron que ese proceso favorecerá a los pequeños productores agrarios, golpeados por el cambio climático y la actual crisis agraria.

“Es importante que se contemple medidas dirigidas a los pequeños agricultores como la recuperación y promoción de técnicas de manejo integrado de plagas y cultivos desde los saberes ancestrales acordes a los contextos andinos, amazónicos y costeros”, señalaron luego de haberse reunido en Huancayo.

Asimismo, sostienen que la segunda reforma agraria debe apoyar las “prácticas de conservación hídrica tradicionales como la siembra y cosecha de agua, protección del territorio y la agrobiodiversidad, afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú (ANPE), Eusebio Vásquez Ayala.

Eusebio Vásquez Ayala, presidente de la Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú (ANPE).

Esta propuesta debe ser incorporada a la currícula educativa rural, con un enfoque agroecológico y bilingüe, sostienen los gremios. Asimismo, el Gobierno debe facilitar la asociatividad y al acceso a mercados locales que  permita colocar sus productos a los agricultores agroecológicos, así como poner en práctica las compras estatales de lo programas sociales a los productos de la agricultura familiar.

Certificación Semillas nativas

Asimismo, los gremios, demandan políticas de conservación y recuperación de cultivos nativos, así como la protección de semillas nativas, frente a la crisis alimentaria y climática.

En este punto, criticaron lo engorroso y caro que resulta el engorroso que resulta el proceso de la certificación orgánica de semillas, a cargo del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa), puesto que no permite una inclusión sostenible de pequeños agricultores, en este sistema.

Una certificación orgánica privada cuesta alrededor de 8 mil dólares.

Representantes de 18 gremios agrarios se reunieron en Huancayo, el pasado dos de noviembre, los derechos de los pequeños agricultores y sistemas alimentarios justos, en el contexto del cambio climático que afecta la producción agraria.