Crisis en el agro: Junín registra 2 500 hectáreas menos de siembra en relación al 2021

A los altos precios de los fertilizantes, se une la sequía que afecta al agro de Junín. Si las lluvias no se regularizan hasta mediados de diciembre, más agricultores dejarían de sembrar sus terrenos.
crisisagroweEl cambio climático y los altos precios de fertilizante hace que haya menos siembra en el campo.b (1)
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Los altos precios de los fertilizantes y los eventos climáticos, como la actual sequía que lleva cerca de dos meses en el valle del Mantaro, ha llevado a una disminución en las hectáreas sembradas en la región, en la presente campaña agrícola.

Hasta octubre, la Dirección Regional Agraria (DRAJ) registró 2 513 hectáreas menos de extensión de siembra, en relación al mismo mes del año pasado. Y si las lluvias no se regularizan hasta mediados de diciembre, habrán más área de cultivo sin sembrar, alertó el titular regional del sector, Ulises Panez Beraun.

En 2021, a estas alturas de año ya estaban sembradas 7 903 hectáreas con diferentes cultivos. Ahora solo hay 5 391 hectáreas sembradas.

Un agricultor de Tarma trabaja sus terreno que depende de las lluvias. Foto: DRAJ

Papa y maíz choclo

En papa, hay 1 189 hectáreas menos de siembra, entre papa blanca, de color y nativa.  El año pasado, a octubre, ya se habían sembrado 15 584 hectáreas. Ahora, hay 14 395

El cultivo del maíz choclo también ha retrocedido: se han dejado de sembrar 535 hectáreas. “Los agricultores no se están arriesgando a sembrar por la falta de lluvias y el costo de los fertilizantes”, explicó la ingeniera Elizabeth Guerra Caso, directora de Estadística e Información Agraria de la DRAJ.

Si el clima mantiene su comportamiento actual, muchos productores del campo pueden cambiar a cultivos de corta duración o simplemente dejarán de sembrar sus terrenos, con la consecuencia de la escases de alimentos el próximo año, alertó el director de la DRAJ, Ulises Panez.

Un campo de arveja afectado por la escases de lluvia. Foto: DRAJ.

La región Junín tiene una extensión de 116 mil hectáreas de terrenos para el cultivo de diversos productos agrarios y lo que se ha se ha sembrado hasta octubre representa el 45 %. En otras campañas, a esta altura del año estábamos acercándonos al 60 % de siembra de esa extensión total.

Lo sembrado hasta ahora es en terrenos bajo riego. Pero allí también ya empiezan a registrarse conflictos entre regantes.

Pronóstico reservado

En setiembre último, la Sociedad de Comercio Exterior (Comex) proyectó que los agricultores de la región Junín dejarían de sembrar 9,659 hectáreas en relación a la campaña anterior, es decir, un 11 % menos de extensión agraria, debido a la crisis en el sector.

Basado la intención de siembre, Comex pronosticó que la menor área cultivada sería en papa, con un descenso de -18.5 %, seguido por el maíz choclo (-20 %) y el olluco (-32.3 %), haciendo un total entre estos cultivos, una pérdida de 7,411 hectáreas.

Frente a este panorama, algunas dirigentes del agro planean pedir una declaratoria en emergencia del sector agrario.

La esperanza no se pierde. Agricultores siembran papa en un terreno que depende de la lluvia. Foto: DRAJ.