Con cánticos en quechua comuneros sepultan a esposos asesinados en Vizcatán del Ene

Estudiantes del colegio Javier Prado Ugarteche reunieron sus propinas para ayudar a los deudos. La comunidad de Independencia, en Huancavelica, despidieron con tristeza a los esposos victimados en el Vraem.
Comuneros dan último adiós a pareja victimada
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Ya descanzan en paz

Los vecinos de Jesús Flores Fernández y Emiliana Meza Girón, la pareja de esposos asesinada al borde de un riachuelo en Vizcatán el Ene, en Satipo, subieron al cementerio cantando coros evangélicos en quechua, detrás de la motocar que trasladaba los dos ataúdes. Y así, mientras cantaban, los cuerpos también fueron ingresados a sus tumbas, en el camposanto de la centro poblado Independencia, en Colcabamba.

Los cadáves llegaron a su tierra natal, ubicada en la provincia de Tayacaja, en Huancavelica, el jueves, luego de un largo viaje desde Vizcatán del Ene, de donde también resultó difícil iniciar el traslado, por la lejanía de la zona, la carencia de logística y el poco dinero con que cuentan los deudos. De Vizcatán partieron el martes 10 de mayo, seis días después de ocurido el asesinato.

Jesús y Emiliana se dedicaban a la agricultura en Colcabamba, allí tenían sus terrenos de sembrío, pero por las pocas posibilidades de desarrollo que les ofrece su tierra natal, emigraron a la selva de Satipo, también a dedicarse a la agricultura, aunque con la esperanza de que les fuese mejor. Los esposos trabajaban mientras que sus cuatro hijos vivían en Colcabamba, relató a Huanca York Times, el juez de paz de Vizcatán del Ene, Leonidas Casas Marmolejo.

Independencia es una comunidad solitaria. Así también fue el sepelio, sin la asistencia de las autoridades. Pero con una emotiva presencia de los estudiantes de la institución educativa Javier Prado Ugarteche, donde estudia el hijo menor de las víctimas.

Donaron sus propinas

Los adolescentes confeccionaron coronas fúnebres con ramas de ciprés y flores de cartucho para despedir a la pareja victimada. Reunieron sus propinas y se lo entregaron en un sobre a los deudos, en un acto de solidaridad. También los profesores del colegio tuvieron este gesto.

“No somos ajenos. Wilder (el hijo menor) es nuestro estudiante y en este lamentable caso no lo estamos dejando solo. Esta situación ocaciona gastos y a nivel de docentes y estudiantes hemos dado un peqeño aporte económico para ayudar a la familia”, dijo a Huanca York Times, el director del colegio, Nilton Rosales.

Rosales también pidió a las autoridades que investiguen el asesinato. “Que todo se esclarezca y dejar en manos de Dios”, dijo.

Colcabamba es el distrito donde se ubica la central hidreeléctrica del Mantaro, la princial del centro del Perú. Esa ubicación hace que reciba por canon hidroenergético, una transferencia de S/ 11.8 millones, la mitad de su presupuesto institucional para el 2022.

Sin embargo, tiene población en pobreza, comunidades poco atendidas en servicios básicos. Y sus autoridades anuncian que este lunes recibirá la visita de la presidenta del Congreso de la República, Mari Carmen Alva, a propósito del pedido de provincialización en el que están embarcados.