Chinchilpos y Gamonales: Fiesta costumbrista de Huayucachi fue suspendida hasta el 2023

La tradicional fiesta que se celebra en honor a “Tayta Niño”. podrá reiniciarse en enero del 2023, dependiendo de la evolución de la pandemia de la covid-19.
Imagen de Tayta Niño cargado por devotos, frente a la catedral de Huancayo.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Este será el segundo año consecutivo que la fiesta de los Chinchilpos y Gamonales se suspende debido a la emergencia sanitaria por la Covid 19. Esta vez, la comisión central acordó suspender la “fiesta patronal y tradicional, así como cualquier otro tipo de reuniones que pongan en riesgo la salud pública». En consecuencia, la festividad será celebrada recién en 2023.

La festividad debía iniciar la última semana de enero, con el peregrinaje, en el cual los devotos vestidos con su tradicional traje, cargan en hombros la imagen de “Tayta Niño” y recorren más de cinco kilómetros, hasta ingresar a la plaza de Huayucachi. Este día es conocido por los lugareños como la víspera general.

Datos interesantes de la festividad

Según el texto escrito por Edilberto Carhuallanqui Berrocal, los Chinchilpos y Gamonales es considerada como una festividad religiosa, en la cual los negros mayores o negritos bailadores se flagelan, ofrendando su sangre o su vida a la pachamama para que ella les retribuya con cosechas generosas y abundantes. Por eso, algunos devotos creen que cuando gana el Gamonal posiblemente no habrá buena cosecha, pero si logra ganar el Chinchilpo la cosecha será abundante y muy provechosa. Los concursos en los que ambos personajes se enfrentan es  el Zombanacuy, el fútbol y desfiles.

El Zambanacuy
El fútbol
El desfile

Otra dato curioso es el origen de la palabra Chinchilpo. Según el texto mencionado, este vocablo hace referencia que los antiguos campesino que tenían enfrentamientos por tierra y agua. En medio de estas disputas los agricultores que se encontraba en la parte superior lanzaban piedras a los de la parte inferior, y estos trataban de cubrirse el cuerpo con un bacín de metal, produciendo un sonido repetitivo de chin, chin, chin, pon, pon, pon. Desde entonces los llamaron Chinchilpos.

En la actualidad, los Chinchilpos y Gamonales se diferencian por los colores que visten. En Huayucachi es común ver que los Chinchilpos se visten de Rojo y los Gamonales de Azul o blanco.