“El 2022 ha seguir pisando fierro a fondo”, por Jorge Ponce

"Sin embargo, pese al boicot, en estos cinco meses el gobierno de Castillo puede mostrar algunos logros, que benefician, básicamente, a los sectores populares", lee la columna de Jorge Ponce.
Jorge POnce 04012022
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Escribe: Jorge Ponce C. [Periodista]

Tengo en mis manos un resumen de lo que fueron los cinco primeros meses de los gobiernos pasados de Toledo, García, Humala y PPK. Por consiguiente, apoyándome en hechos comparativos, sostengo que el gobierno del profesor Pedro Castillo, tras terminar sus primeros cinco meses de gestión e iniciando un nuevo año debe seguir avanzando, corrigiendo algunos errores como producto de la inexperiencia y la falta de un mejor asesoramiento técnico y político.

Políticamente, estos cinco meses de gobierno fueron turbulentos, como jamás sucedió con anteriores gobiernos. Desde su inicio el de Castillo tuvo que resistir una dura arremetida de la ultraderecha en el Congreso, que a cualquier precio buscó su vacancia. No pudieron hacerlo, pero sí se bajaron a algunos ministros, más por boicot, antes que por una evaluación real del trabajo realizado.

Para ello tuvieron el apoyo maquiavélico del gran poder mediático. La estrategia fue clarísima: Buscar con lupa hechos, supuestamente, ilegales o dolosos, luego denunciarlas haciendo ruido escandaloso y presionando fuerte para después ver qué pasa en el Congreso.

Sin embargo, pese al boicot, en estos cinco meses el gobierno de Castillo puede mostrar algunos logros, que benefician, básicamente, a los sectores populares. Veamos:

Uno, la vacunación contra el Covid 19 camina por buenos carriles, tras aplicarse 25 millones de vacunas, inmunizando al 80% de la población mayor de 12 años. El pueblo espera que este año se siga avanzando.

Dos, sin que ello signifique asistencialismo, porque el hambre no espera, este gobierno entregó hasta hoy 9 millones de bonos y está incorporando a las comunidades amazónicas a los programas sociales. Todo esto sin quejas ni colas infructuosas en los bancos como pasaba antes. Asimismo, este mes entregará un bono especial de 1,500 soles para los trabajadores asistenciales y administrativos del sector Salud y de EsSalud.

Tres, miles de viejitos aportantes a la ONP que por decenas de años sufrían, reclamando su dinero, por fin hoy reciben una pensión mensual proporcional a los aportes que hicieron.

Cuatro, el Ministerio de Educación, junto con el de Salud, logró entregar las bases, que servirá, como eje maestro para el reinicio este año de las clases escolares presenciales o semipresenciales, según sea el caso.

Cinco, el actual régimen heredó más de 200 conflictos sociales, principalmente en la minería. Ante la incapacidad de los gobiernos anteriores, este gobierno tomó “al toro por las astas” y ha comenzado a apagar incendios, como son los casos de Espinar y Las Bambas.

Seis, en la macroeconomía que debe repercutir en bien del país, el Perú terminó el 2021 con un crecimiento del 13%, el más grande de Sudamérica y las perspectivas en el 2022 son muy alentadoras.

Siete, este gobierno ha dado inicio a la masificación del gas de Camisea y la segunda reforma agraria, cuyos resultados podrán verse entre el corto y mediano plazo.

Para culminar debo señalar, enfáticamente, que la ultraderecha y sus medios de comunicación no se cansarán durante los cinco años buscar la vacancia.