Tarma: Contraloría detectó 642 dosis de vacunas almacenadas por más de 35 días

CONTRALORIA VACUNAS
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La Contraloría detectó que 642 dosis de vacunas que no fueron aplicadas a la población beneficiaria de Tarma, en la región Junín, están almacenadas hace 35 días en la Red de Salud de esta provincia, lo que genera el riesgo de no cumplir con la inmunización oportuna de la población contra el coronavirus.

En el Informe de Visita de Control N° 010-2021-OCI/2814-SVC, cuyo periodo de evaluación es del 27 de agosto al 3 de setiembre de 2021, se advirtió que la Red de Salud Tarma, recepcionó, el 23 de julio pasado, de la Dirección Regional de Salud Junín, 333 frascos equivalentes a 1998 dosis de vacunas Pfizer . Sin embargo, hasta el 27 de agosto no habría aplicado oportunamente la vacuna, a pesar de las campañas de inmunización realizadas en julio y agosto.

La Contraloría informó también que algunas microredes no cuentan con condiciones adecuadas para almacenar los biológicos poniendo en riesgo la cadena de frío de las dosis.

 

Asimismo, se comprobó que la Micro Red del distrito de Acombaba (Tarma-Junín) no cuenta con un sistema de control de entrada y salida de vacunas siendo el último registro de dichas dosis el 11 de junio de 2021, sin embargo, la Diresa Junín realizó entregas posteriores el 13 de julio, 4 y 7 de agosto, los mismos que no fueron registrados en los documentos de recepción y salida.

La comisión de control también identificó que el traslado de vacunas de la Micro Red de Salud de Chilca en termos portavacunas no contaban con los termómetros que permiten medir la temperatura donde se almacena y transporta, lo que podría generar la ruptura de la cadena de frío y pérdida de las características inmunológicas de las dosis.

Similar panorama se identificó en la Red de Salud de Jauja y en las Micro Redes de Apata, Chilca y Juan Parra del Riego, ya que no cuentan con alarmas que identifique fallas en los equipos de refrigeración, así como la falta de energía eléctrica, lo que pone en riesgo la conservación de vacunas que requieren una temperatura entre menos 2 grados a 8 grados bajo cero para mantener su eficacia.

Finalmente, se advirtió que el Hospital “Julio Cesar Demarini Caro”, ubicado en la provincia de Chanchamayo, no cuenta con un adecuado ambiente de cadena de frío poniendo en riesgo el almacenamiento y manipulación de las vacunas. El informe fue enviado al titular de Diresa para que adopte las acciones preventivas y correctivas del caso.