Gobernador Zósimo Cárdenas no descarta uso del lugar de la memoria “Yalpana Wasi” para la Unidad de Flagrancia

La autoridad regional dijo que toma en cuenta el dolor de las víctimas de la violencia interna que tienen en el Yalpana Wasi un lugar para honrar la memoria de sus seres queridos, pero también debe respetar el acuerdo del Consejo de Seguridad Ciudadana para el uso de estas instalaciones.
Unidad de Flagrancia podría funcionar en el Yalpana Wasi de Huancayo
Percy Salomé
Percy Salomé
psalome2003@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

El gobernador Zósimo Cárdenas no descartó que la Unidad de Flagrancia comience a funcionar en las instalaciones del lugar de la memoria Yalpana Wasi, dedicado de manera exclusiva a realizar una tarea pedagógica sobre las causas que generaron la violencia interna en el Perú de 1980 al 2000, y es parte de las reparaciones simbólicas, recomendadas por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

“Estamos evaluando si esta unidad se pueda dar en el Yalpana Wasi, pero tampoco podemos romper el sentimiento de muchas familias que han quedado huérfanos en el terrorismo, pero también tenemos que respetar el acuerdo del Coresec, en todo caso veremos las propuestas de donde puede ser su construcción”, dijo Zósimo Cárdenas luego de una ceremonia pública de entrega de 41 patrulleros del Gobierno Regional a la Policía.

En su discurso central, Zósimo Cárdenas aseguró que al Gobierno Regional de Junín “se comerá el pleito” y entregará al Poder Judicial las instalaciones necesarias para la implementación de la unidad de flagrancia, con la presencia de policías, fiscales y jueces dedicados a la sanción inmediata a delincuentes detenidos en el mismo momento de la comisión de un delito.

Familiares de víctimas de la violencia interna se oponen a que el Gobierno Regional ponga en funcionamiento esta unidad en el lugar de memoria, pues es implica darla una finalidad diferente para la cual fue creada: el derecho a la memoria como forma de acceso a la justicia. Incluso en lugar de memoria para los familiares de personas desaparecidas y otras víctimas.

La decisión final está en manos del Consejo Regional, la máxima instancia del gobierno regional, que aún no se reúne para tomar un acuerdo sobre el tema.