Desgarrador: bebé que fue raptada de las manos de su mamá murió por un golpe en la cabeza

El informe médico legal señala que la bebé de un mes de nacida sufrió un golpe en la cabeza con un agente contundente duro. Sus restos se velan en un establo donde trabaja su abuelito.
El informe de Medicina Legal precisa que la bebé fue golpeada en la cabeza con un agente contundente duro.
Huanca York Times
Huanca York Times
huancayorktimes@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La bebé de un mes, cuyo cuerpecito fue encontrado en el cuarto de la nueva pareja del papá en Chupaca, murió por traumatismo encéfalo craneano (fractura tempo parietal occipital), según los resultados parciales de la necropsia revelados este martes, lo que, de acuerdo con la familia, afianza la tesis de que la bebé fue asesinada por sus secuestradores.

La bebé habría sido golpeada con un agente contundente duro, precisa el informe de Medicina Legal. La Fiscalía continúa las investigaciones ahora ya conociendo las causas de la muerte y esperan dar con la tercera persona que participó en el rapto. Según la madre adolescente, su pareja Alex Quentiquiri Cruz, de 18 años la llevó con engaños a un descampando por el barrio Yauyos donde la nueva pareja de su compromiso, Livia Yubali Inga Salvador, de 19 años, le quitó a su bebé en complicidad con otro sujeto.

La mamá corrió detrás de los secuestrados, pero no pudo alcanzarlo y denunció ante la Policía.

Diresa

“Mátalo”

Durante su manifestación, Alex Quentiquiri entregó su celular a los policías de la comisaría de Chupaca. En las conversaciones por WhatsApp se revela que él le ordenó a su nueva pareja que maté al bebé. “Le dice mátalo por WhatsApp y también se visualiza que él mismo coordina que llevará a la mamá del bebé a orillas del río Cunas”, dijo una fuente.

La bebé fue hallada en el cuarto de Livia Inga, en un costal de rafia, donde luego de introducirla habrían tratado de deshacerse. 

El móvil de secuestro y posterior homicidio sería el deseo del papá de rehacer su vida al lado de su nueva pareja, porque esperan un bebé. La joven tendría dos meses de embarazo.

Culminadas las diligencias preliminares, el Ministerio Público solicitará prisión preventiva. Entretanto, los restos de la bebé se velan en un establo donde trabaja su abuelo Macario Ordaya, en el distrito de San Juan de Iscos, en esta misma provincia.