Huancayo, Ciudad Creativa, a un año de su declaratoria por la Unesco

El reconocimiento de Huancayo como Ciudad Creativa de las Naciones Unidas debió servir para potenciar el parque Inmaculada como clúster musical, gestionar una carrera profesional de la música en la UNCP, enlazarnos a la Red de Ciudades Creativas, promover festivales, pero a un año, que se celebra hoy, nada de eso se ha hecho.
Hace un año Huancayo fue declarada Ciudad Creativa de la música.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Hoy se cumple un año desde que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconociera a Huancayo como Ciudad Creativa y la incluyera en esta importante Red de ciudades del mundo. Sin embargo, poco se ha hecho para aprovechar esta distinción y potenciar nuestra ciudad en esta importante plataforma internacional.

Huancayo ha sido reconocida por su importante potencial en la música, siendo un clúster musical con una destacada tradición que se remonta a tiempos prehispánicos. Nuestra ciudad ha aportado a la cultura nacional géneros musicales diversos y exponentes de la música que son hoy íconos y base de nuestra identidad: Picaflor de los Andes, Flor Pucarina, Emilio Alanya, Los Datsun, entre otros.

 

“El reconocimiento como Ciudad Creativa debía servir para gestionar una carrera de música en la Universidad Nacional del Centro del Perú”

 

Nuestra ciudad tiene un espacio priorizado para la música que es el Parque Inmaculada convertido en un clúster que es reconocido a nivel internacional y que se le equipara con la plaza Garibaldi de la ciudad de México. Además, nuestra música tradicional ha sido y es interpretada por músicos internacionales importantes como Intillimani que le hace un merecido homenaje al “Hermanoshay” de Zenobio Dhaga.

Además, Huancayo es un referente dentro de la escena nacional de la música, a pesar del traspié del fallido festival “Perú Central” (durísimo golpe para la industria de la música en nuestra región). Teniendo un cartel importante de músicos y propuestas jóvenes con sonidos ya consolidados y con producciones de primer nivel, reconocidos a nivel nacional.

Aporte a la economía

Huancayo ha consolidado una industria en distintos géneros musicales, movilizando además una economía pujante que aporta significativamente al PBI regional; aunque la data es insuficiente, sin embargo, se proyecta que el 3% de la PEA de nuestra ciudad se vincula a este sector.

El reconocimiento de Huancayo como Ciudad Creativa, junto a la inclusión en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Huaconada de Mito, son las dos distinciones más importantes que ha tenido la región Junín, particularmente las provincias de Concepción y Huancayo, y se tiene que asegurar su gestión para mantener esos reconocimientos.

Identidad y potencia internacional

El compromiso de Huancayo para su reconocimiento como Ciudad Creativa se sostenía, entre otras cosas, en la necesidad de recuperar el valor urbano del Parque Inmaculada, así mismo en las gestiones para crear una carrera de música “profesional” en la Universidad Nacional del Centro del Perú, y acciones de articulación con las otras dos ciudades creativas peruanas y otras acciones de carácter internacional que permitan a Huancayo ser un actor preponderante en esta red internacional.

Huancayo como Ciudad Creativa de la música no solo moviliza la identidad del huancaíno, sino promueve el reconocimiento de los géneros musicales locales y la importante dinámica cultural, económica y social, producto de la música, que pueden ser difundidas en distintos mercados. Garantizando además que la ciudad se convierta en un destino para el conocimiento de su cultura a través del turismo y ampliando las oportunidades de la movilidad de artistas y profesionales.

 

“Esperamos que la próxima gestión municipal no pierda la oportunidad de colocar a Huancayo en una plataforma que la consolide como un potencial cultural”

 

La Red de Ciudades Creativas nos pone en una plataforma internacional que potenciaría las músicas que se producen en la ciudad, no solo en el mercado nacional sino ampliando la visibilidad de nuestros productores locales, en el mercado internacional. Así mismo, reforzaría las necesidades de inversión pública y privada en infraestructura, fortalecimiento de capacidades, activación económica post covid-19.

A mediano plazo nos vemos como una ciudad de la música en la región andina, con festivales internacionales, ferias de intercambio de bienes y servicios del sector, y con una sostenible gobernanza cultural.

Sin embargo, a un año de este reconocimiento se ha avanzado muy poco. Esperamos que la próxima gestión municipal no pierda la oportunidad de colocar a Huancayo en una plataforma que la pueda consolidar como un potencial cultural.