Ocularista de Chanchamayo ‘devolverá’ los ojos a los manifestantes que los perdieron en protesta de Huancayo

El ocularista Juan Vera les fabricará las prótesis oculares para Frayan Toribio y Erwin Romero, que perdieron uno de los ojos en protesta en contra del Gobierno de Pedro Castillo.
Médico chanchamaino fabricará las prótesis para Frayan y Erwin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Un equipo de ocularistas y tecnólogos médicos de Ayacucho viajarán a Huancayo para ‘devolverles’ los ojos a los dos manifestantes que los perdieron por disparos de la policía durante las protestas del 2 de abril en contra del Gobierno de Pedro Castillo, en los exteriores del Coliseo Wanka.

El equipo voluntario encabezado por el tecnólogo médico Juan Denis Vera Idone les tomará las impresiones a Erwin Romero Corilloclla y Frayan Toribio Yaranga, ambos de 27 años, para la fabricación de las prótesis personalizadas, la quincena de mayo. Si bien es cierto, dice el especialista Vera, que el implante no les devolverá la vista, pero al menos ayudará a aliviar el drama de perder un ojo.

“Me llamaron comentándome que dos muchachos habían perdido los ojos durante las manifestaciones en Huancayo. Yo soy natural de Chanchamayo, en Junín, y me conmovió este hecho social: tenía que apoyarlos”, dijo Vera Idone a Huanca York Times vía telefónica.

“A uno de ellos lo han operado en Huancayo y al otro el Lima. Vamos a esperar que cierren los puntos de la extirpación del globo ocular y viajaremos para ‘devolverles’ los ojos”, explicó el especialista.

Hace unos años Vera Idone, con estudios en la Universidad Peruana Los Andes de Huancayo y especializaciones en cirugía plástica ocular en el extranjero, abrió el Centro Peruano de Prótesis Ocular- Vera en Ayacucho para restituir los ojos a las víctimas de la violencia terrorista.

La fabricación de la prótesis ocular toma dos días, según el especialista Juan Vera.

“La pérdida de los ojos no son hechos frecuentes, pero en esta ciudad hay más pacientes. Durante los ocho años que llevo habré atendido de 20 0 25 pacientes. La mayoría de ellas son víctimas del terrorismo. Una vez llegó una paciente con trauma ocular porque los militares le habían golpeado con la cacha del arma. La escena cuando ‘recuperó’ el ojo fue indescriptible”, contó al ocularista.

Las prótesis, que se fabrican con insumos turcos y americanos, cuentan entre 3 mil y 4 mil soles, según la complejidad como el color de iris y la profundidad de la cavidad.