Entre lágrimas y gritos de justicia, dan último adiós a huancaíno que fue asesinado con una flecha en Italia

El huancaíno Javier Miranda Romero fue despedido por su familia y amigos en la ciudad de Génova, donde vivía desde hace 19 años. El asesino aún permanece detenido y la comunidad peruana clama justicia.
En medio del dolor despidieron al huancaíno que fue asesinado en Italia.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Ocho días después de que el huancaíno Javier Alfredo Miranda Romero, de 41 años, fuera asesinado con una flecha en Italia, este jueves fue despedido en el país que radicaba desde hace 19 años.

Amigos, familiares y connacionales, se congregaron en la iglesia de Santa Caterina en Portoria, en Génova, para darle el último adiós.

Pasada las 11 a.m. (hora de Italia) se llevó a cabo la misa de cuerpo presente.

Al término, su ataúd salió cargado en hombros, cubierto con una bandera peruana y una camiseta del club Alianza Lima con dirección hacia el cementerio de Staglieno, donde sus restos fueron incinerados.

El Cónsul peruano de Génova se sumó al pedido de justicia de los connacionales: “Tenemos mucha fe en la justicia y sentimos fuerte la solidaridad de las comunidades peruana, sudamericana y genovesa”, manifestó.

El hijo de la víctima que nació a unos días de ser asesinado, en el centro histórico de Génova, también estuvo presente.

¿Cómo fue asesinado?

El pasado miércoles 3, un italiano identificado como Evaristo Scalco, disparó contra Romero desde la ventana de su edificio luego de discutir con él por el ruido que hacía junto a otro amigo. La víctima fue operado con urgencia, pero no logró sobrevivir.

El atacante se encuentra detenido.

Huancaíno

Miranda Romero nació en Huancayo, el 9 de julio de 1981, en el distrito de Pucará. Durante el funeral, una de sus hermanas contó que radicaba en Italia desde hace 19 años. Otra de sus hermanas es la reconocida cantante folclórica ‘Chinita Pucarina’. La intérprete, a través de sus redes sociales, mostró su dolor. “Querido hermanito nos dejas…El corazón destrozado. Dios lo quiso así…Aún no puedo creer que ya no estás”, publicó el día de su muerte.