Policía que brindaba seguridad a Vladimir Cerrón habría cometido abandono de funciones

Investigación y sanción estará a cargo de Inspectoría de la Policía. La noche del domingo se conoció que efectivo asignado a la seguridad del gobernador Fernando Orihuela, resguardaba a Vladimir Cerrón.
Policía Zárate reshuardo de cerrón
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

 

El policía Carlos Wilfredo Zárate Villalobos, quien aparentemente brindaba seguridad al secretario nacional de Perú Libre, Vladimir Cerrón, sin que este fuese funcionario público, habría cometido la falta grave de abandono de funciones y podría ser sancionado hasta con la separación de la Policía Nacional.

Ese sería el escenario más grave al que el efectivo Zárate, asignado al área policial de Seguridad del Estado, debería enfrentar, tras la revelación de que debiendo prestar sus servicios de seguridad al gobernador de Junín, Fernando Orihuela, fue visto acompañando a Vladimir Cerrón en Lima, ensayó el abogado Ginés Barrios Alderete.

La decisión estará en manos de Inspectoría de la Policía, entidad que ha iniciado sus investigaciones, de acuerdo con el anuncio del Ministro del Interior, Juan Carrasco Millones, y repetido por el jefe policial de Junín, general Roger Arista Perea.

La noche del domingo, el programa Punto Final, reveló que el policía Carlos Wilfredo Zárate Villalobos, asignado a la seguridad del gobernador de regional de Junín, Fernando Orihuela, desde el uno de enero de 2019, fue fue captado en Lima 22 de julio y luego el 26 de julio, ingresando este último día al centro de convenciones de Lima, en el distrito de San Borja, donde se reunían los equipos de transferencia gubernamental. (Ver reportaje de Punto Final).

El abogado Ginés Barrios Alderete, quien se desempeñó como consejero regional por la provincia de Junín del 2011 al 2014, en la primera gestión regional de Vladimir Cerrón, considera que para la Policía, la infracción de abandono de funciones es muy grave, pues, dice, «supongamos que el gobernador Orihuela sufriera algún atentado que podría poner en riesgo su vida y el policía asignado a su resguardo está en otro lugar», podría ser considerado incluso como exposición al peligro de la autoridad a quien debía resguardar.

Otra posibilidad es que el policía habría actuado como resguardo de Vladimir Cerrón, con la anuencia del gobernador Orihuela y en ese caso, se configuraría una conducta colusoria. «El gobernador debía haber cursado una comunicación inmediata indicando que el policía asignado a su seguridad no aparece en sus días de trabajo», señala Barrios Alderete.

Conversación con Los Dinámicos del Centro

En las interceptaciones telefónicas legales, llevadas adelante como parte de las investigaciones en el caso Los Dinámicos del Centro, el policía Zárate registra un diálogo con Arturo Cárdenas, el secretario de prensa de Perú Libre e implicado en la presunta organización criminal al interior de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Junín.

En dicho diálogo, Zárate le confirma a «Arturo» de que ha llegado a Lima con el «camarada Vladi».

«El doctor Vladimir Cerrón no tiene derecho a seguridad personal policial porque no es funcionario del Estado», dijo por su parte el jefe de la VI región Policial, general Roger Arista, y el caso será visto por la Inspectoría de la Policía Nacional.

Para el abogado Luis Lamas Puccio, el hecho de que un policía asignado a la seguridad del gobernador de Junín, Fernando Orihuela, le de resguardo a Vladimir Cerrón, sin que a este le corresponda, «corrobora la injerencia de la dimensión política en el ejercicio del la función pública para corroborar una situación de privilegio en al que encuentran estas personas [Vladimir Cerrón] para recurrir al Estado».