Madre de Vladimir Cerrón en huelga de hambre: “hijo, no te presentes mientras tu vida no esté garantizada”

Bertha Rojas (75), mamá del prófugo Vladimir Cerrón, también investigada por la Fiscalía de Lavado de Activos, le aconsejó a su hijo que no se entregue al sistema de justicia. Ella inició este martes una huelga de hambre en contra de lo que denomina una "persecución política" contra su vástago.
Bertha Rojas, madre de Vladimir Cerrón inició huelga de hambre.
Percy Salomé
Percy Salomé
psalome2003@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La docente universitaria cesante Bertha Rojas López, de 75 años de edad, inició este martes una huelga de hambre en rechazo de lo que denominó una persecución política contra su hijo Vladimir Roy Cerrón Rojas, quien lleva más de dos meses escondido de la justicia desde que sentenciado a prisión por el delito de colusión en el caso del Aeródromo Wanka.

“Hijo, mantente firme, valiente, hasta conseguir la justicia. Aquí estoy yo para defender tu honor y tu dignidad”, fue el mensaje que Bertha Rojas le envió a su vástago Vladimir Cerrón.  

Diresa anemia

“Hijo, no te presentes mientras tu vida no está garantizada”, le ratificó Rojas López, sentada en el piso, en la puerta principal de la Corte Superior de Justicia de Junín, en Huancayo. Una cadena atada a una mujer que la acompañaba también rodeaba el pecho de la progenitora de Vladimir Cerrón. Otras dos mujeres le flanquean a su izquierda y derecha, con un banner con el rostro de Vladimir Cerrón.

Bertha Rojas tiene su cuenta bancaria congelada 

En octubre de 2021, el fiscal de lavado de activos Richard Rojas Gómez incorporó a Bertha Rojas en su investigación por presunto lavado de activos y organización criminal en el partito Perú Libre, que habría recibido financiamiento ilegal de Los Dinámicos del Centro.

Para el fiscal, la madre de Vladimir Cerrón habría tenido “un presunto rol de testaferro respecto a las ganancias ilícitas” y por ello le congeló sus cuentas en el Banco de la Nación, donde recibe su pensión de jubilación, y otro del BCP, por alrededor de un millón de soles, entre ambos. 

Por este caso, la tarde del último lunes, el Poder Judicial ordenó 36 meses de prisión preventiva para Vladimir Cerrón Rojas, por incumplir las normas de conducta: apersonarse a firmar su registro biométrico, no ausentarse de su domicilio sin autorización judicial, acudir a las citaciones fiscales, e informar cada mes de sus actividades. 

Pero como Vladimir Cerrón pasó a la clandestinidad desde que el 6 de octubre fuese condenado a tres años y seis meses de prisión afectiva, incumplió todas las reglas de conducta y el juez le varió a prisión preventiva. 

“Mi hijo no está fugado”

En otro momento, Bertha Rojas, dijo que su hijo Vladimir Cerrón no se ha fugado del país ni se fugará. “Él está en un lugar del Perú, no ha salido del país”, dijo.

Pero aseguró que no se entregará a la justicia porque no hay garantías para su vida.

“Yo no puedo comunicarme con él, porque mi teléfono está intervenido y de la él también; solo veo lo que escribe en Twitter y eso es una forma de comunicarse”, señaló.