Fiscalía concluye investigación a Fernando Orihuela por violencia familiar y pide un año de prisión efectiva

La Primera Fiscalía Especializada en Violencia contra la mujer e integrantes del Grupo Familiar de Huancayo concluye que el exgobernador Fernando Orihuela y la mujer que agredió en febrero, eran convivientes. Entre ambos había una relación asimétrica, él ejercía autoridad.
Fernando Orihuela enfrenta acusación fiscal por violencia contra la mujer
Percy Salomé
Percy Salomé
psalome2003@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La Primera Fiscalía Especializada en Violencia contra la mujer e integrantes del Grupo Familiar de Huancayo concluyó su investigación al exgobernador de Junín Fernando Pool Orihuela Rojas por haberle causado lesiones a su expareja y pidió para él un año de prisión efectiva.

En su acusación presentada al juzgado especializado, la fiscal Fabiola Isabel Luna Marchán concluye que el acusado, Fernando Orihuela, agredió “físicamente a su conviviente (…), en un contexto de violencia familiar, al existir una relación de poder, causándole lesiones corporales conforme se tiene del resultado del Certificado Médico Legal”

La fiscal concluye que Orihuela y la agraviada “son convivientes” y tenían “como domicilio convivencial” un inmueble ubicado en el Jr. Junín en Huancayo.

Por ello, el Ministerio Público sostiene que exgobernador Fernando Orihuela, “ha obrado con dolo directo ya que consciente y voluntariamente ha agredido a su conviviente” y agrega que entre ambos hubo una relación de poder asimétrica del acusado hacia la agraviada, “ejerciendo autoridad sobre la misma, pues esta depende emocional y económicamente de él”.

La fiscal Luna presentó su acusación el 12 de julio último, en el cual pide que el juez imponga a Fernando Pool Orihuela Rojas un año de pena privativa de libertad con carácter efectiva y el mismo periodo de inhabilitación para la función pública.

El día siguiente, el jueves 13 de julio, la jueza Maribel Jinés Rafael, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria, subespecializada en Violencia Contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar, inició con la etapa de control de acusación, por un plazo de 10 días útiles.

En dicho periodo, las partes podrán estudiar el contenido de la acusación, incluso presentar pruebas, cuestionar su contenido; en el caso del acusado, incluso recurrir a la terminación anticipada.

Culminado los 10 días hábiles, iniciará el juicio oral.

on