Victor Acurio, actor protagonista de Willaq Pirqa, y su productora reciben reconocimiento del ministerio de Cultura por trabajo en quechua

Victor Acurio, quien encarna a Sistu, y Jedy Ortega, productora de la cinta, recibieron el reconocimiento y felicitación a nombre del Ministerio de Cultura por difundir el quechua y reivindicar la identidad cultural en Willaq Pirqa, película que continúa rompiendo records en la taquilla.
El jóven actor Victor Acurio, recibió reconocimiento del Ministerio de Cultura, por su papel en Willaq Pirqa.
Max Rodriguez
Max Rodriguez
max.rodriguezcauchos@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

El joven actor y protagonista de Willaq Pirqa, Victor Acurio, y la productora de esta película, Jedy Ortega, recibieron el reconocimiento y felicitación a nombre del Ministerio de Cultura, por reivindicar con su trabajo la lengua quechua y la identidad cultural mediante el cine.

En una reunión realizada esta mañana la ministra de Cultura, Leslie Urteaga, resaltó la importancia de salvaguardar la diversidad cultural a través de las nuevas generaciones: “La labor profesional que han hecho para transmitir el mensaje de que nuestro país es diverso y de que las infancias son importantes para la preservación de nuestros idiomas es encomiable”, manifestó.

La directora del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos medios (DAFO), Erika Chávez, también se hizo presente para mencionar que Willaq Pirqa ayudó a poner en evidencia una de las necesidades más importantes para promover el cine peruano, que es la “cuota de pantalla”.

La titular de Cultura manifestó la voluntad de este ministerio para ser aliados de las experiencias audiovisuales. “Creemos que es necesario impulsar su difusión para que pueda llegar a todo el Perú. Que todos tengan la oportunidad de ver y aplaudir esta obra cinematográfica, principalmente los niños y niñas del país.”, refirió.

‘Willaq Pirqa, el cine de mi pueblo’ fue dirigida por el cineasta ayacuchano César Galindo y fue rodada en locaciones de la sierra peruana como Maras, Pacahuaynacolca y Chequereq en Cusco. Es la película peruana más vista en lengua quechua, pues ha llevado a más de 50 mil espectadores a las salas de todo el país.