Ministra de Cultura evita pronunciarse sobre violenta respuesta del gobierno a protestas contra Boluarte

La ministra Leslie Urteaga llegó a Huancayo sin promocionar su arribo; se reunió con el gobernador Zósimo Cárdenas, acudió a Jauja a invitación de una institución tunantera y luego se encontró con el alcalde Junín.
Ministra de Cultura, Leslie Urteaga
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La ministra de Cultura, Leslie Urteaga, llegó este lunes de manera muy cautelosa a Huancayo, sin dar publicidad a sus actividades. Se reunió primero con el gobernador de Junín, Zósimo Cárdenas, en la sede central del Gobierno Regional y luego se trasladó a Jauja, invitada por la Institución de Tunanteros Señor de Huarancayo, donde compartió un almuerzo y se tomó fotografías de recuerdo, por los 12 años de la tunantada como patrimonio cultural inmaterial de la nación.

En Jauja, las autoridades de la municipalidad provincial tampoco conocían del arribo de la ministra de Estado, con quien habría sido útil la coordinación de varias acciones, una de ellas el proceso de declaratoria como patrimonio cultural de la Huaylijía y otras danzas de esta provincia.

Ministra de Cultura Leslie Urtegada acudió a Jauja, a invitación de una institución tunantera.

La ministra dijo a Huanca York Times que su presencia en Huancayo y Jauja se debe a que fue designada como responsable de la región Junín por la crisis política y evitó toda autocrítica sobre la represión de las fuerzas del orden a las protestas contra el gobierno de Dina Boluarte, que ya han dejado más de 50 muertes.

“El diálogo siempre está abierto. Nosotros condenamos la violencia venga de donde venga; tenemos que seguir avanzado en este país”, dijo Leslie Urteaga en respuesta a la pregunta de cómo puede ser posible el diálogo sobre la represión policial y las muertes por la excesiva acción de las fuerzas del orden en las protestas sociales.

A la consulta sobre si el ingreso de la Policía al campus de la universidad San Marcos usando excesiva fuerza para desalojar a manifestantes allí alojados, dijo: “El ministro del Interior ha explicado, él es competente en eso”.

Luego, tras anunciar que pondrá su atención en la declaratoria como patrimonio cultura inmaterial de la nación de la Huaylijía, se marchó.