“Tu sangre me hace llorar”, el retablo en homenaje a las víctimas de las protestas en Ayacucho

El ayacuchano Reynaldo Quispe Flores inmortalizó con su arte a ciudadanos asesinados con proyectiles de arma de fuego en las protestas contra el gobierno, en Ayacucho y ciudades del sur del país.
Reynaldo Quispe Flores, retrató el asesinato de ayacuchanos en protestas. Composición: Giancarlo Granza.
Percy Salomé
Percy Salomé
psalome2003@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La presidenta de la República, Dina Boluarte Zegarra, con su banda presidencial y su vestido crema con el que juró al cargo en reemplazo de Pedro Castillo, está al centro de la escena. Dispara con un arma de largo alcance, mientras a sus costados le acompañan inmóviles los congresistas Jorge Montoya, Patricia Chirinos y Mary Carmen Alva; también policías y militares.

Los tres parlamentario pedían en el Congreso que las Fuerzas Armadas y la Policía hagan uso de la fuerza y utilicen su armamento contra los manifestantes de Ayacucho, Apurímac y otras regiones, que pedían adelanto de elecciones.

Diresa anemia

Una mujer ayacuchana les grita, con su cartel en mano “soy peruano y no soy terrorista”. Hay también estudiantes, gases lacrimógenos… y un ataúd. 

Retablo Yawarnik Waqachiwan (tu sangre me hace llorar), en homenaje a los muertos por la represión de las fuerzas armadas a las protestas en Ayacucho y regiones del sur .

Todo esto, sucedido el jueves quince de diciembre en Huamanga, capital de la región Ayacucho, quedaron retratados en un retablo de 35 centímetros de alto por 24 de ancho, por el artista Reynaldo Quispe Flores, en memoria de las diez víctimas de su tierra que ese día cayeron por impacto de proyectil de arma de fuego, tras la intervención de las Fuerzas Armadas en el control de las protestas.

“Yawarniky waqachiwan [Tu sangre me hace llorar]”, se llama la obra de arte.

“Siempre estoy atento a lo que pasa”, dice Reynaldo, y luego los plasma en un retablo, arte que aprendió de un familiar a los 12 años, y al que se dedica por completo desde los 16.

Retablo en homenaje al mundial de fútbol Rusia 2018, la que Perú llegó y se despidió rápodamente.

Ha hecho retablos en homenaje a los jóvenes Inti y Brian, víctimas de las protestas en Lima contra el régimen usurpador de Manuel Merino; asesinados el 14 de noviembre de 2019.

También plasmó con su arte la llegada de Perú al mundial de fútbol Rusia 2018. Y otro en memoria de los médicos caídos en la pandemia de la covid-19.

“Queremos saber la verdad de lo que pasó ese 15 de diciembre, cómo murieron los ayacuchanos”, reclama Reynaldo.

Víctimas de la covid-19 en hombros de sus enterradores.

El también protestó ese día pidiendo la renuncia de Dina Boluarte, el cierre del Congreso y nuevas elecciones. Un amigo suyo resultó herido en la pierna y todavía permanece en un hospital, en Lima, adonde fue trasladado.

Ahora que las regiones del sur anuncian que reiniciarán las protestas el 4 de enero, Reynaldo también volverá a las calles.

“Todos tenemos derecho a nuestra protesta”

[Reynaldo y su hermano Luis se dedican al arte del retablo en su taller “Hermanos Quispe Flores”] 

Artista Reynaldo Quispe Flores en su taller, en Ayacucho.