Tensión en Coris: Ejecutivo instala mesa de diálogo por fracaso en venta de mina

La Junta de Acreedores de Doe Run Perú rechazó la venta de la unidad minera de Cobriza, en Huancavelica, por 22 millones de dólares a la compañía Cobre de los Andes S.A.C. Comuneros esperan medidas del gobierno.
Comuneros anunciaron en días previos que retirarán la licencia social
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La alcaldesa de San Pedro de Coris, Yanet Meza, informó Huanca York Times que la Presidencia del Consejo de Ministros y el Ministerio de Energía y Minas instalaron una mesa de diálogo técnica para la búsqueda de alternativas ante el fracaso de la venta de la mina Cobriza, por la oposición del acreedor Doe Run Cayman, del Grupo Renco, antigua dueña de Doe Run Perú.

En tanto, los comuneros que habían iniciado la toma de la mina Cobriza, han dado una tregua hastas las cuatro de la tarde de este jueves, para conocer las medidas que tomará el gobierno con Doe Run Cayman, dijo la autoridad a este medio.

Conocida la noticia del rechazo a la venta de la mina en la Junta de Acreedores de Doe Run Perú, realizada por la mañana, alrededor de cien comuneros de San Pedro de Coris, habían ingresado este miércoles a la mina Cobriza.

Chantaje al gobierno

La alcaldesa Meza, sostuvo que el acreedor Doe Run Cayman estaría chantajeando al gobierno para los juicios en su contra por contaminación con plomo en niños de La Oroya, que se ventilan en organismo de derechos humanos supranacionales, regresen al Perú, pues teme a que pierda los casos y pagaría una millonaria indemnización.

Ésa sería la razón por la que se opone a la venta de los activos de la mina Cobriza, a pesar de que es un acuerdo de la Junta de Acreedores.

La venta de la mina por 22 millones de dólares a la compañía Cobre de los Andes S.A.C, debía ser ratificada por al menos el 66 % de los acreedores de Doe Run Perú en liquidación. Pero el acreedor Doe Run Caiman (Grupo Renco) se abstuvo y con ello se anuló la transacción.

Ante este panorama, la liquidadora de Doe Run Perú, la empresa Consultores A1, iniciará un plan de contingencia hasta el 30 de junio, fecha en que debe pagar 1 millón 300 mil dólares para renovar la vigencia de las concesiones mineras que tiene.

De incumplir con el pago, las concesiones de Cobriza y La Oroya, podrían revertir la Estado.