GRJ construyó veterinaria regional en terreno sin desagüe y contaminaría río Shullcas

Promocionada clínica veterinaria, financiada por el Gobierno Regional de Junín, se ubica frente a los edificios de departamentos Bellavista I y II, en una zona cuyo desagüe va al río Shullcas, comprobó la Autoridad Nacional de Agua.
Vecinos denuncian que clínica veterinaria contaminará el río Shullcas
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La denominada clínica veterinaria municipal de Huancayo, que está a punto de ser inaugurada por el Gobierno Regional de Junín y la Municipalidad Provincial, fue construida en un terreno que no cuenta con alcantarillado y, si Sedam Huancayo no soluciona el problema, cuando entre en funcionamiento contaminará el río Shullcas, a cuyas aguas verterá sus desechos líquidos.

Ésa es la principal preocupación de los vecinos que viven al frente de la futura veterinaria municipal, en los edificios de departamentos Bellavista I y II, en el barrio San Carlos, pues ellos ya saben lo que es vivir sin contar con un desagüe conectado a la red de alcantarillado de la ciudad: la única tubería que colecta las aguas servidas domésticas van directo el río Shullcas.

El cinco de diciembre de 2021, el gobernador Fernando Orihuela Rojas y el alcalde de Huancayo, Juan Quispe Ledesma, colocaron la primera piedra del centro veterinario, cuyo costo es de un millón 938 mil 456 soles.

Trece días antes de esa ceremonia, el 23 de noviembre, la Autoridad Local de Agua (ALA) Mantaro, le comunicaba al  Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), los resultados de una inspección técnica inopinada sobre presunta contaminación al río Shullcas.

Por este lugar, en círculo rojo, terminan las aguas residuales en el río Shullcas. Por allí también discurrirían las aguas negras de la clínica veterinaria regional.

“Al momento de la inspección ocular inopinada de fecha 26.febrero.2021, se constató el vertimiento de aguas residuales domésticas crudas provenientes del buzón de alcantarillado por medio de un canal de tierra con un caudal estimado de 3 L/ segundo de régimen continuo hacia el río Shullcas margen izquierda”, concluye categórico en su informe el biólogo Milner Andía Melayarce, trabajador de ALA Mantaro.

En las tres cuadras de la calle Javier Haraud, sin asfaltar, están enterradas las tuberías de desagüe que colecta las aguas residuales de ambos edificios del condominio Bellavista, que terminan en el río Shullcas.

A renglón seguido, el biólogo Andía indica que como Sedam Huancayo no cuenta con autorización para el vertimiento de aguas residuales, infringió el reglamento de la ley de Recursos Hídricos.

Protestas pegadas en las paredes del condominio Bellavista I

Si Sedam Huancayo no cuenta con autorización para el vertimiento de aguas residuales al río, tampoco debería otorgar certificados de factibilidad a las nuevas construcciones, explica a Huanca York Times, el presidente de los residentes del condominio Bellavista I, Enrique Salazar.

Pero la clínica veterinaria ya contaría con ese documento, un certificado de factibilidad que en la práctica es una autorización para que conecte su desagüe a única tubería que vierte en el río Shullcas.

Este sábado 21 de mayo, el Gobierno Regional realizó el primer concurso de disfraces y campaña de desparasitación para mascotas, sin importarle el reclamo de los vecinos, ni las pancartas que denuncian la potencial contaminación.

Gobierno Regional realiza actividad con mascotas, sin importar la protesta de vecinos.