Contraloría buscará determinar responsabilidades en funcionarios a cargo de ciclovía

Jefe del Órgano de Control Interno de la Municipalidad Provincial de Huancayo, Elí Puente, adelantó que su despacho revisará el expediente técnico que llevó a la instalación de la ciclovía.
Contraloría General aplica control posterior a los gastos de 2021 en las ciclovías de Huancayo.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La Contraloría General de la República inició, el pasado 4 de febrero, una acción de control posterior a los gastos que la Municipalidad Provincial de Huancayo (MPH) ha realizao en el 2021, en la implementación de las ciclovías de la ciudad, que debieron se colocadas en el periodo de mayor restricción a la movilidad por la pandemia de la covid-19, es decir, en el 2020.

La implementación de las ciclovías todavía está en ejecución, pero el control posterior aplica a los gastos ya realizados. “En el 2021 ya se han utlizado 200 mil soles”, le dijo al Concejo Municipal, el jefe del Órgano de Control Interno (OCI) de la MPH, Elí Walter Puente Astuhuamán; una oficina que depende de la Contraloría General de la República.

Recordemos que el presupuesto para la implementación de la ciclovía en Huancayo asciende a 1 millón 774 mil 877 soles, incluyendo los gastos de supervisión.

Elí Walter Puente Astuhuamán, jefe de OCI de la Municipalidad Provincial de Huancayo.

Puente Astuhuamán dijo también que su despacho encargará una revisión del expediente técnico de la ciclovía, cuyo análisis debe llevar a la identificación de responsabilidades por la forma en que se ejecutan las ciclovías.

“La ciudad de Huancayo requiere una ciclovía, pero que sea técnicamente realizado, que no genere todo lo que está generando”, enfatizó en la presentación de su informe anual ante el Concejo Municipal de Huancayo.

“Aquí sí vamos a entrar a un tema de identificación de responsabilidades”, subrayó.

El funcionario recordó que desde 21 de julio de 2021, la Contraloría General de la República ya tiene potestad sancionadora y podrá inhabilita o suspender a los funcionarios con responsabilidades administrativas.