Piden que el Akshu Tatay, la fiesta del recultivo de la papa, sea patrimonio cultural

El pedido de declaratoria como patrimonio cultural de la Nación tiene dos años de espera, aproximadamente, ante el Ministerio de Cultura.
El Akshu Tatay es la celebración del recultivo de la papa.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

El Akshu Tatay, la fiesta de la celebración del recultivo de la papa, marca el inicio de la las fiesta de los carnavales en Huancayo, y con ella, también el Huaylash. Esta vez, tras dos años de pandemia que no ha permitido que sea celebrado en los distritos de Sapallanga, Pucará, Huancán, Huayucachi, ubicados al sur de la ciudad, hubo una demostración en el el museo de sitio, Wariwillka.

En el Akshu Tatay participan todas las generaciones, todos los géneros.

Hasta allí llegó un grupo de pobladores de Sapallanga, ataviados sus disfraces de huaylash antiguo, porongos, herramientas y los elementos para el pago a la tierra (coca, granos, frutas, entre otros) demostraron cómo se realiza el Akshu Tatay, como parte de los museos con acceso gratuito de cada primer domingo de cada mes, dispuesto por el Ministerio de Cultura.

El cultor de esta tradicional danza, Roly Remuzgo Paitán, sostuvo que el Ministerio de Cultura debe declarar al Aksu Tatay como patrimonio cultural de la Nación, puesto que, dijo, “representa la relación del campesino con la naturaleza, la mamapacha”.

“Es la única celebración donde baila el pobre, el rico, el niño, el anciano”, remarcó.

El pedido de declaratoria de patrimonio cultural lleva aproximadamente dos año, sin respuesta favorables del Ministerio de Cultura.

FOTOS: Así fue la demostración del Akshu Tatay en la santuario de Wariwillka

MÁS EN CULTURA: El pincullo, melodía que las nuevas generaciones van olvidando