Cuerpo de la niña ahogada fue recuperado tras 6 horas de intenso trabajo de rescatistas

Ahogada murió la noche de ayer una niña de tres años, quien cayó accidentalmente a un buzón sin tapa, que estaba cubierto con maleza, cuando corría jugando en el barrio de Llamus, en Chilca.
Tras varias horas de trabajo, bomberos y policías rescataron el cuerpo de la niña recién la madrugada de este lunes.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

El fatal accidente ocurrió cuando la niña iba delante de su mamá, Lucila Vera Santos (26), jugando con otro niño, por la intersección de las avenidas 9 de Diciembre y la calle Los Incas, en el distrito de Chilca (Huancayo) cerca de las seis de la tarde del domingo último.

Lucila, con los suyos, había decidido dar un paseo cerca a su casa.

La madre de la menor contó que la niña corría al costado de la carretera, por las malezas, al borde de la acequia que transcurre por el lugar, cuando sorpresivamente cayó en un ducto vertical de seis metros de profundidad y se sumergió en las aguas servidas que corren por las alcantarillas. Esta aguas desfogan en el río Mantaro.

La joven madre corrió detrás de ella, pero ni siquiera alcanzó a verla en el pozo.

Policías y bomberos ingresaron al canal que forma parte de la red subterránea que administra la empresa Sedam Huancayo, en esta ciudad y tras varias horas de búsqueda, después de la medianoche de este lnes, y usando cuerdas y balones de oxígeno, dieron con el cuerpecito de la niña y lo traslaron a la morgue judicial de Hualhuas para la necropsia de ley.

Con dolor, la familia se apreta al valatorio y la posteior inhumación del cadáver de la pequeña.