Junín: Retorno a clases presenciales enfrenta problemas de mantenimiento de infraestructura

Instituciones educativas del área rural de la selva central requieren mayor atención, especialmente las ubicadas en distritos con presencia de población indígena, como la cueca del Ene, Río Tambo, Satipo y Pangoa.
EDUCACIÓN RETORNO A CLASES
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Las instituciones educativas que se ubican en la zona rural de las provincias de Chanchamayo y Satipo, necesitan un urgente mantenimiento correctivo y preventivo para el retorno seguro de los estudiantes y docentes a las aulas en marzo del 2022, fecha estimada por el Ministerio de Educación (Minedu).

Son 916 las instituciones educativas localizadas en su mayoría en los distritos de Río Ene, Río Tambo, Satipo y Pangoa, zonas de la selva central con población indígena, que requieren atención prioritaria como la instalación de servicios higiénicos, lavaderos de mano y mejoramiento de la infraestructura, precisó a Portal Central el director regional de Educación, Bladimir López Leyva.

Retorno a clases en la región enfrenta problemas en conexiones de agua e instalaciones de servicios higiénicos. [Foto: El Comercio].
El funcionario dijo que el mantenimiento de dichas instituciones educativas demanda un presupuesto de 7 millones de soles, que deben ser cubiertos por el Gobierno Regional de Junín y con recursos gestionados ante el Minedu.

Además de esta dificultad, la región enfrenta un déficit de 416 auxiliares de educación y 30 docentes, de acuerdo con el diagnóstico que dejó el proceso de reasignación de este año. “Debemos reevaluar los criterios de reacionalización para obtener más presupuesto por los horarios extendidos en los que tendrán que trabajar los docentes”, indicó López Leyva.

Hasta el momento, los centros educativos de la región han recibido atención del programa Mi Mantenimiento del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) que para este año programó 365 millones de soles que comprende el mantenimiento de infraestructura y la entrega de kits de higiene a más 54 mil instituciones educativas a nivel nacional. Pero resulta insuficiente.