Junín: Violencia familiar se convirtió en el delito más recurrente en el 2020 y lo que va del 2021

En los últimos diez años, Junín se ha ubicado en la cuarta región con el mayor número de casos de violencia contra la mujer ejercida por el esposo o compañero; antecedida por Apurímac, Pasco y Cusco.
VIOLENCIA FAMILIAR ANDINA 2
Huanca York Times
Huanca York Times
huancayorktimes@gmail.com
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La violencia familiar se convirtió en el principal delito cometido en la región Junín y Huancavelica, a tal punto que la Policía detuvo a un total de 1054 personas durante entre el 2020 y lo que va del 2021.

En esos casos se han implicado 926 varones y 128 mujeres. La distribución de las denuncias en los distritos de la provincia de Huancayo son los siguientes: Comisaría de Chilca (134), Huancayo (108), El Tambo (98), Cajas (57), Sapallanga (44). Chupaca registró un total de 96 casos y la Comisaría de la Familia (68). En la región Huancavelica registraron 248 denuncias.

Diresa anemia

De acuerdo con el Observatorio Nacional de Violencia Contra la Mujer e Integrantes del Grupo Familiar, la violencia más frecuente es la física (45%), seguida de la económica (40%), sexual (1%) y otros  (14%). El jefe de la VI Macro Región Policial, Roger Arista Perea, lamentó que en Junín la mayoría de intervenciones estuvo vinculado al consumo de bebidas alcohólicas.

“Algunos de estos casos terminan lamentablemente en agresiones  violentas y configurando intentos de feminicidio y en el peor de los casos, feminicidio”, dijo. Solo de enero a octubre del 2020, Junín registró 8 feminicidios.

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes), en los últimos diez años Junín se ha ubicado en la cuarta región con el mayor número de casos de violencia contra la mujer ejercida por su esposo o compañero, antecedida por Apurímac, Pasco y Cusco.

Los otros delitos cometidos en la región con mayor incidencia son  peligro común y conducción en estado de ebriedad, delitos callejeros (hurto, robo) y vinculados a riñas y lesiones.